Enviar por email
Para
Mensaje
Lunes 23/Sep Lunes, 23 de Septiembre de 2019
30/Jul/2008
Portal de Noticias de Internet
Tiempo de lectura:
09:27 min.

El software de gestión crecerá 17% este año en la Argentina

Disponer de un manejo ágil y eficiente de toda la actividad de la empresa representa el argumento que mejor explica la expansión que hoy evidencia el software de gestión. En este informe, toda la actualidad del ERP en la Argentina

La necesidad de contar con una administración ágil y segura de todos los procesos de la empresa impulsa la adopción de paquetes de soluciones de gestión por parte de compañías de todos los tamaños.

Conocido también como ERP (Enterprise Resource Planning), este combo de herramientas de software promueve un manejo integrado de todos los aspectos operativos de cualquier emprendimiento.

Movimientos vinculados a compras y ventas, manejo del personal y los recursos productivos, control de ingresos y egresos de la compañía, son algunos de los procesos que pueden ser optimizados a través de una plataforma de software de gestión.

En la Argentina, el uso de ERP comprende a compañías de todos las tamaños: según la consultora IDC en la actualidad todas las grandes empresas cuentan con arquitecturas de gestión, mientras que el 72% de las Pyme ya emplea algún tipo de ERP.

Los niveles de adopción en la escena local se dividen entre aquellas empresas que, de manera interna, diseñan sus propias soluciones de gestión (40%), los emprendimientos que utilizan ERP a medida, pero realizado por un desarrollado externo (17%), y las firmas que apelan a soluciones empaquetadas de software (15%).

Según IDC, la franja de compañías locales que aún no cuentan con arquitecturas de gestión alcanza al 27 por ciento.

Con relación a los segmentos productivos que demandan esta tecnología, Mariana Zamoszczyk, analista de IDC, aseguró a Infobaeprofesional.com que los sectores que lideran las estadísticas en cuanto a adopción de ERP son "empresas manufactureras, petroleras, cadenas de retail, compañías de telecomunicaciones y firmas de finanzas".

"El software de gestión representa una prioridad para las compañías. En el orden de las primeras inversiones que evalúan hacer el ERP sólo figura detrás de las herramientas de seguridad", comenta la analista.

Mejora contable
Como premisa inicial, la implementación de estos sistemas apunta a mejorar la administración y costos internos de las empresas más allá del área comercial en que éstas se desempeñen.

"Lo que hace propio a un ERP es su capacidad para administrar los recursos de la empresa: los materiales adquiridos y producidos, los recursos humanos y los proyectos, y los financieros respecto a los ingresos y egresos", explicó a Infobaeprofesional.com Eduardo Toscanini, director de Preventa de Oracle para la región Sur.

Por lo general, explica el ejecutivo, "las soluciones de ERP son simples de implementar y flexibles para las configuraciones de distintos tipos de empresas".

Sergio Wainberg, director general de Softland Argentina, coincide en este punto, y sostuvo a Infobaeprofesional.com que el ERP debe "contribuir a sistematizar y agilizar los procesos, brindar información confiable y asegurar el control interno".

La puesta en marcha dentro de una compañía, de una arquitectura de software de gestión, depende del tamaño del emprendimiento que se desea informatizar.

"Una implementación dentro de una empresa grande puede demorarse hasta dos años, pero en una Pyme si toma un mes ya es mucho. Lo que lleva tiempo es integrar el ERP con el sistema que ya utiliza la empresa. Tener que interconectar es lo que complica las cosas", dice Zamoszczyk, de IDC.

Ahora bien, ¿qué tan costosa es una solución de ERP? La analista fue clara: "el software de gestión hoy es muy barato (...) Por alrededor de u$s1.000 ya tenés un producto al alcance de una Pyme".

Perspectiva local
Impulsado por desarrolladoras locales e internacionales, el mercado argentino de software de gestión movió 58 millones de dólares durante 2007. De cara a los próximos meses tanto empresas como consultores coinciden en que la escena seguirá creciendo.

Aferrándose a datos de la consultora Prince & Cooke, Toscanini señaló que de 2006 a esta parte "el 80% de las Pyme cambió su estructura informática" en materia de software de gestión y pronosticó que "el 41% seguirá renovándose".

Consultada respecto de quienes impulsarán esta renovación, Zamoszczyk, de IDC, comenta que "se está dando una segunda oleada que tiene que ver con la actualización de sistemas".

"Hay mucha migración de lo que eran desarrollos a medida, que ya quedaron obsoletos, y después migraciones vinculadas a lo chico que terminaron quedándole los sistemas a algunas empresas", apunta.

La analista asegura que la adopción de nuevas soluciones de ERP correrá por cuenta de "las empresas más bien medianas del sector Pyme". "El nicho más fuerte estará con las empresas por encima de los 100 empleados".

Ya en lo referente al dinero que moverá el mercado este año, desde IDC prevén que el total de la facturación rondará los 68 millones de pesos. O sea, el incremento respecto de 2007 se ubicará por encima del 17 por ciento.

En cuanto a los sectores que protagonizarán las principales implementaciones a lo largo de 2008, manufactureras, pyme cuyas actividades comerciales dependen de la exportación, y cadenas de retail -por la expansión que evidencia el sector en distintos puntos del país- liderarán la demanda.

La visión de los proveedores
Las Pyme exportadoras aparecen como el segmento que hoy motoriza la demanda local de ERP
. Elevar la presencia en este sector aparece como uno los objetivos para los proveedores de software de gestión.

La demanda de soluciones de gestión mantiene un alza sostenido de 2001 a esta parte, y poco a poco se ha ido concentrando en las pequeñas y medianas empresas con capacidad exportadora.

Proveedores como Calipso y Datasul especifican, además, que las principales implementaciones de ERP durante 2008 corresponderán a pymes manufactureras, quienes en muchos casos se ven obligadas a informatizar sus operaciones a raíz de los parámetros de calidad que exige el mercado internacional.

Esta misma competitividad ha repercutido directamente en el tipo de programas que demandan los pequeños y medianos emprendimientos.

Así, mientras que antes una pyme adoptaba un sistema para la realización de actividades de cobranza y facturación, ahora prefiere instalar soluciones que no sólo cumplan esa tarea, sino que además permitan agregarla valor agregado al producto que ofrece la empresa.

Respecto de este cambio en el tipo de programas que solicitan las pyme, Svetlana Czyz, presidente Corporate de Calipso, explicó a Infobaeprofesional.com que "las empresas hacen el esfuerzo por crecer como estructura y, en tanto se esfuerzan por dejar de ser una pyme, necesitan de sistemas que apoyen esa estructura a nivel seguridad, información o autorizaciones".

"En el caso de las manufactureras, si no se dispone de herramientas para decisiones rápidas como simulación, carga de máquinas, y otras aplicaciones; sino tienen lo que es costos exactos, tienen las de perder. Ahora todo tiene que ser preciso, exacto, y saben muy bien que para competir necesitan eso sin importa el tamaño de la Pyme", añade.

Pablo Fernández, ejecutivo de Preventas de la firma brasileña Datasul, rescata el nuevo comportamiento de las empresas producto de la misma exigencia. "Ha habido un cambio cultural importante", dijo a Infobaeprofesional.com. "Todas la empresas de software hemos tenido que salir a competir con nuevos programas, a diferencia de la década de los ´90 que trabajábamos particularmente con sistema orientados a las importaciones".

En cuanto a los requerimientos, éstos no se ajustan únicamente al manejo administrativo de las empresas, sino que ahora se demandan herramientas aptas para ser integradas a la actividad productiva de cada compañía.

"Las empresas manufactureras piden todo lo que sea programación y simulación de plantas, integrado totalmente con la parte de gestión: órdenes de compra, facturas, pedidos, seguimiento", argumenta Czyz.

Y añade: "están los que importan y exportan y no aplican valor agregado; ésos tienen un requerimiento muy grande, en cuanto a saber muy bien dónde está su producto, si está varado en un puerto, si está en otro puerto. O sea, los requerimientos son diferentes de acuerdo al segmento".

Diversificación
Tanto desde Calipso como desde Datasul sostienen, igualmente, que el uso de ERP se ha generalizado más allá de los rubros en los actúe cada empresa, y que el impulse responde a un cambio de mentalidad en los directivos de las pequeñas y medianas empresas.

"Las pymes saben que para crecer necesitan informatizarse, pero esto viene por un cambio de generación en cuanto a directivos, quienes ya fueron educados respecto de las ventajas que la tecnología significa para el negocio", dice Czyz.

El conocimiento que ostentan los ejecutivos en cuanto a ERP obliga a los proveedores a desarrollar soluciones cada vez más complejas a fin de responder a las características de cada negocio. Y ese es uno de los retos de las empresas que desarrollan software de gestión: responder a clientes cada vez más exigentes.

"El empresario de la pequeña y mediana industria ya sabe y está tratando de escalar más arriba. Y los proveedores ya sabemos que nos entienden", alega Fernández.

Captar a los emprendimientos chicos que quieren hacerse grandes se muestra como el principal desafío para los desarrolladores de cara a los próximos meses. "Han aprendido que las empresas que cuentan con información a diario, al momento, como para tomar decisiones estratégica, son las que crecen. Y eso hace que reclamen soluciones complejas para no perderse ninguna oportunidad", finalizó Czyz.


Poder de venta en tiempo real
Para entender los alcances del ERP en un ámbito de empresa, se puede analizar la siguiente experiencia:

A fines del 2007 Bodegas Norton puso en marcha una serie de medidas orientadas a informatizar su fuerza de ventas. La primera medida: incorporar 50 equipos Blackberry para uso de gerentes y vendedores. El siguiente paso fue la implementación de un sistema capaz de potenciar los sistemas de ERP con los que ya contaba la compañía.

Así, la empresa incorporó la solución Arballon Mobile Fuerza de Ventas desarrollada por Ardison. El producto, compatible con la herramienta de gestión Arballon ERP ya instalada, permitió agilizar los mecanismos de facturación de Bodegas Norton.

"Empezamos con la idea de informatizar la fuerza de ventas, de sumar una herramienta que hiciera más ágil y productivo ese trabajo", comenta Ricardo Müller, jefe de Sistemas de Norton.

"La clave era la sincronización con Arballon para que una vez cargado el pedido lo tuviéramos disponible en nuestra base", agrega.

El proceso que estaban realizando en la bodega hasta ese momento, explicaron desde Ardison, consistía en que cada vendedor levantaba un pedido, llamaba a la empresa, pasaba los datos, y luego se chequeaba crédito.

Esto claramente demandaba mucho tiempo, líneas y personas ocupadas, lo cual cambió al automatizarse todo el proceso.

"La solución permite que los vendedores accedan en tiempo real a los datos críticos, como precios o stocks, que se requieren para garantizar el éxito de una gestión", sostiene Daniel Siconolfi, Director de Tecnología de Ardison, a Infobaeprofesional.com.

Merced al sistema implementado el vendedor cuenta en su BlackBerry con:
Listado de clientes personalizado
Ruta de visitas
Toma de pedidos
Consulta de stock de cada producto
Consulta del estado de cuenta de los clientes
Información completa del cliente
Cobranzas
Mensajes
Reportes estadísticos de clientes y gestiones realizadas

A raíz de esta implementación, en Bodegas Norton proyectan aumentar la productividad de la fuerza de ventas en alrededor de un 20 por ciento en el plazo de un año.

Fuente: InfobaeProfesional.com

Publicar comentario

Calificación
Imagen / foto
2  +  1  =  
Compartir

Boletín

Cargando...